Taller de sueños online

Los Sueños de la Mujer Medicina, online

Mi propuesta es vincular las historias de nuestros sueños a la sabiduría correspondiente a la energía arquetípica de cada estación

Ciclo anual. Inicio Diciembre 2024: 1 martes por la tarde al mes, de 19:00 a 21:00, hora española, por Zoom. 11 sesiones

Fechas: 3 de diciembre (presentación gratuita)

La sabiduría indígena

Se ha realizado mucho trabajo antropológico durante el siglo XX para crear puentes de entendimiento y diálogo, verdad y reconciliación, entre civilizaciones. El trabajo que presento en esta propuesta, “Los sueños de la mujer medicina” tiene su inspiración y su mapa temporal en el trabajo realizado por la antropóloga Ángeles Arrien en su precioso libro “Las cuatro sendas del chamán”, publicado en el año 1993.

Ante los retos globales ante los que nos enfrentamos, las miradas se tornan hacia las culturas que han sabido vivir en relativa armonía y paz con los territorios en los que habitan. Para estas culturas, la sintonización con el tiempo circular, con el tiempo orgánico de la Tierra es fundamental. De hecho, las conocidas como Ruedas de Medicina son círculos de orientación espacial y temporal, mapas para los habitantes de un planeta Tierra que gira alrededor del Sol, y pertenece al vasto cosmos. El fundamento es que la Tierra no nos pertenece a los seres humanos; Los seres humanos pertenecemos a la Tierra. Rompemos el hechizo de la separación entre Cultura y Natura.

La Rueda de Medicina que ella presenta corresponde a una mirada que engloba la sabiduría indígena colectiva global. Cada cultura tiene sus especificidades, pero existe una sustancia arquetípica común. Es una raíz mitológica de la que todos y todas bebemos y que nos conecta con una simbología colectiva, con un camino de equilibrio con el entorno y con nuestra naturaleza interna.

“Nuestra palabra ecología procede del griego oikos, que significa “casa”. Conforme nos aproximamos al siglo XXI, es un deber de todos los seres humanos prestar atención a la salud de nuestra casa interna y de nuestra casa externa”

Ángeles Arrien

Rueda de Estaciones, Rueda de Sueños

Conectarnos al tiempo cíclico nos permite respetar más profundamente nuestros ciclos de descanso y actividad. El día y la noche se suceden, y nuestros ritmos circadianos acompañan el fluir natural entre uno y otro. La resiliencia implica respetar nuestras necesidades al escuchar nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo es nuestra primera Tierra. El autocuidado es cuidar la Tierra.

Nuestros sueños son hijos del descanso, del tiempo circular, del tiempo orgánico. El tiempo circular es un viaje en espiral, confiable en su cambio.

Cuando nos sintonizamos con los ciclos más amplios de la vida en la Tierra, como hacen todas las formas de vida, nos abrimos también a una conciencia más amplia de estar vivas, nuestro sentido de quién soy yo se amplía. Los sueños son, desde este lugar, experiencias sentidas de la interconexión con toda la vida. Como tales, nos invitan a descender y ascender periódicamente, a observar lo que soltar, a enfocar en lo que quiere nacer, a celebrar la vida que circula a través de cada una.

Los Sueños como acceso a las energías arquetípicas

Los sueños tienen una dimensión puramente subjetiva, aquella que nadie más que nosotras sabe hacia dónde nos invita, y una dimensión objetiva, aquella que nos conecta con estas fuerzas universales o arquetípicas de nuestra herencia, sólo por el hecho de estar vivas.

Mi propuesta es, mes a mes, vincular las historias de nuestros sueños a la sabiduría correspondiente a la energía arquetípica de cada estación, con todos sus atributos.

Así, nos reunimos en círculo para explorar nuestros sueños bajo la energía de los 4 arquetipos de la Mujer Medicina. Las investigaciones a las que llegó Ángeles Arrien han demostrado que prácticamente todas las tradiciones chamánicas se basan en el poder de cuatro arquetipos para proponer una vida de armonía y equilibrio con el entorno y con nuestra naturaleza. Las energías de la Sanadora, la Vidente, la Maestra y la Guerrera son inherentes a todo ser humano. Cada una de ellas está relacionada con una estación del año. Al participar de esta rueda de medicina anual activamos las cualidades de cada arquetipo, depuramos sus sombras y permitimos expresar nuestra voz en integridad y coherencia.

Se trata de un camino de vuelta a casa, de pertenencia profunda a nuestra Tierra, interna y externa, desde la conexión con nuestra conciencia cíclica gracias a la relación con nuestros sueños nocturnos.

Las crisis sistémicas a las que nos enfrentamos son múltiples. La sanación de nuestro mundo pasa por el camino de recordar la sabiduría de nuestra alma. Así como cada semilla ya contiene en sí la totalidad de la información de la planta a la que es llamada a convertirse, así cada ser humano posee unos dones, talentos, creatividad y biografía que son su ofrenda al mundo.

Nuestra ofrenda al mundo  

Queremos (re)conectar con ‘La que sabe’, desde los huesos, desde el resonar intuitivo, desde los sueños y las sincronicidades, desde la conexión, comunicación y reciprocidad con todas las formas de vida, humanas, no humanas y más que humanas.

Los sueños tienen la capacidad de transformar nuestra percepción sobre nosotras mismas y sobre el mundo que habitamos. Al descolonizarnos de las historias que nos limitan y llenarnos de compasión hacia el lugar que han ocupado en nuestra vida, podemos abrirnos a nuevas narrativas de vida, y celebrar en las que nos convertimos.

Nos reuniremos en círculo mensual para compartir sueños y sentires y permitir que las coordenadas del tiempo de la Tierra composten, fertilicen y permitan brotar las formas de las semillas que somos. Pues a medida que vamos sintonizándonos con nuestros sueños y con nuestros tiempos cíclicos, nos damos cuenta de que nuestras semillas están construyendo un jardín en el que habitarnos, por dentro y por fuera.

¿Cómo lo hacemos?

Los talleres de sueños que facilito tienen estructura circular. Es un espacio de seguridad en el que compartir el material de tus sueños y participar de las dinámicas que propongo mes a mes. Estas dinámicas integran múltiples miradas sobre los sueños y respetan a la soñadora como principal autoridad sobre su sueño. Combino propuestas en las que cuerpo, corazón y mente participan de la conversación onírica.

La propuesta está inspirada en el libro “Las cuatro sendas del chamán” de Ángeles Arrien. NO es necesaria la lectura del libro para participar.

La Rueda de Medicina es un contenedor alquímico. De ahí, el compromiso con hacer el camino completo. Una vuelta de la Tierra al Sol permite el tiempo suficiente para soñar sin exigencias, ni expectativas y permitirnos recorrer cada una de las estaciones con la conciencia de pertenencia a un orden más amplio. Así como vivimos una continuidad en vigilia, también vivimos una continuidad onírica. El permiso para el tiempo orgánico permite revelar, cuidar y curar aquello que lo necesita desde las propias narrativas del sueño. Nos presentamos ante la vida desde un lugar más enraizado en nuestra tierra interna, y en nuestra Tierra común.

Si quieres saber si este espacio es para ti, puedes asistir de forma gratuita a la presentación el domingo 22 de septiembre, donde explicaré los fundamentos de este trabajo psicoespiritual. Es un espacio para la palabra compartida y la respuesta a las preguntas que te puedan surgir.

Sesiones

Puedes leer más sobre los fundamentos de mi trabajo en el blog.

Para inscribirte, puedes ponerte en contacto conmigo aquí. Te resolveré dudas y curiosidades que puedas tener.

Grupo reducido. Quiero que mis propuestas lleguen a quien resuene con ellas. El valor del trabajo es grande. No quiero que nadie se quede fuera por falta de medios, de ahí que pongo un rango para la aportación: entre 22€ y 33€, por taller según tus circunstancias económicas. No me tienes que dar explicaciones.

El compromiso con la participación en el ciclo implica la asistencia a todos los talleres. En caso de no poder asistir, se deberá hacer la aportación íntegra del importe de la sesión (la cantidad que hayas decidido dentro del rango). Si se da este caso, puedes enviarme un sueño escrito por correo electrónico en la semana siguiente al círculo y te contestaré proponiéndote las dinámicas compartidas en el taller al que no has podido asistir para que puedas hacer el trabajo de exploración desde casa, y te acompañaré en el proceso.

Que camines siempre conectada a tus sueños. Que el camino te regale bellos sueños en los que creer y con los que crear.

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *